La sobrecarga eléctrica, como sugiere el término, se refiere a la presencia de carga excesiva en el circuito. Esta carga en exceso demanda un mayor consumo de corriente, que puede traer como consecuencia recalentamiento del cableado, y en casos extremos, incendio si las protecciones eléctricas no son adecuadas.

Previniendo las sobrecargas

Es por esto que el diseño de las redes eléctricas debe tomar en cuenta la prevención de sobrecargas. El cableado utilizado debe planificarse para que soporte las cargas previstas, incluso con exceso, tomando en cuenta un posible aumento de carga a futuro. Además, el diseño debe incorporar elementos de protección como fusibles o disyuntores (llamados “breakers”). Los elementos de protección tienen la misión de interrumpir el circuito cuando la corriente sobrepasa un límite previsto, por debajo de la máxima corriente que soporta el cableado. Esto, con el fin de que se interrumpa el flujo de corriente antes de que se produzca un recalentamiento.

Cómo detectar sobrecargas

Las sobrecargas, por tanto, se pueden producir en redes mal diseñadas, o en redes que han crecido más allá de la carga prevista. En estos casos, el elemento de protección se activa con frecuencia, sobre todo cuando se tiene una cierta cantidad de aparatos y equipos funcionando al mismo tiempo.

Cómo medir las sobrecargas

La sobrecarga suele hacerse evidente cuando se dispara el disyuntor o se quema el fusible, según sea el caso. Al ir aumentando la cantidad de aparatos o equipos conectados a un cierto circuito, llegará un punto en que la protección se dispare, poniendo en evidencia la presencia de una sobrecarga en ese circuito.

También es posible determinar que puede haber una sobrecarga en un circuito si se conoce la potencia en vatios de los equipos que están conectados. Si la suma total de la potencia se divide entre el voltaje con el que operan los equipos, se obtendrá el valor de la intensidad de corriente que circula por ese circuito. Si el valor obtenido supera el 80 por ciento de la corriente máxima que soportan los conductores, se estará en presencia de un claro riesgo de sobrecarga, que podrá ocurrir con cualquier aumento en la carga del circuito.

Otra manera, es medir directamente la corriente en el circuito, usando para ello una pinza amperimétrica, que permite tomar la medición de la corriente sin desconectar el cable del circuito a examinar. Esto debe hacerse bajo condiciones normales de operación del circuito, observando si la corriente medida supera el 80 % permisible.

https://www.luzplantas.com/wp-content/uploads/2017/11/Cómo-detectar-sobrecargas.jpghttps://www.luzplantas.com/wp-content/uploads/2017/11/Cómo-detectar-sobrecargas-150x150.jpgAdminGenerador eléctricoInformación generalElectricidad,Electrónica,Mantenimiento de generadoresLa sobrecarga eléctrica, como sugiere el término, se refiere a la presencia de carga excesiva en el circuito. Esta carga en exceso demanda un mayor consumo de corriente, que puede traer como consecuencia recalentamiento del cableado, y en casos extremos, incendio si las protecciones eléctricas no son adecuadas. Previniendo las...Información de generadores y equipo industrial